Propósitos de Año Nuevo II

MÉTODOS PARA LOGRAR OBJETIVOS PARTE II

En la reflexión de la semana pasada hablábamos sobre cómo era posible que durante el colegio optimizáramos el tiempo de manera tan eficiente y, sin embargo, actualmente seamos incapaces de sacar adelante varias tareas o proyectos y nos cueste tanto. Os comenté que, personalmente, uso unas estrategias de trabajo que en mi caso me ayudan a obtener los resultados que persigo en cuanto a optimización de tiempo .. vamos a verlas!

El plan de producción que he desarrollado es tan simple como dividir los objetivos en tareas de 90 minutos (ya conocéis la máxima de “divide y vencerás”). Ahora bien, cuáles son esas tareas en las que debemos centrar nuestros esfuerzos? ..

Primero debemos preparar una lista con todo aquello que queramos o tengamos que realizar, asignando prioridades a cada una de las tareas, es decir, dividiéndolas en alta, media o baja prioridad. las de alta prioridad son las que nos harán avanzar en nuestros objetivos o proyecto, las de media prioridad aquellas que ayudan y son complementarias pero no indispensables para conseguir nuestros objetivos (como puede ser el estudio de cierta documentación, el análisis de estadísticas de nuestra web ..), y las de baja prioridad serán aquellas que son prescindibles y que no es indispensable que realicemos a diario, como puede ser revisar nuestras redes sociales, ver algunos tutoriales o vídeos de formación en YouTube etc).

La noche anterior antes de dormir nos apuntaremos las tareas que debemos cumplir el día siguiente, sin ser ambiciosos. Os recomiendo un bloc de notas o aplicaciones en el móvil o en la Tablet como “Evernote”. Empezaremos por dos o tres tareas de alta prioridad y otras tantas de media o baja prioridad. Aquí es muy importante ser realistas, sabiendo que vamos a disponer de un tiempo específico para llevarlas a cabo. En mi caso estas tareas están relacionadas con el proyecto del que os hablaba más arriba, es decir, que debo compaginarlas con mi horario de trabajo, sacando tiempo extra a lo largo del día (ya vimos anteriormente cómo exprimir el tiempo en otro artículo de este blog).

Como os comentaba, a cada una de esas tareas vamos a asignarles 90 minutos ininterrumpidos de duración. Os recomiendo evitar distracciones para que sean 90 minutos de trabajo REALES, en los que estáis totalmente centrados en lo que estáis haciendo. Por ello es importante que cerréis el navegador (a no ser que sea necesario para la ejecución de vuestra tarea), cerréis el email y si es posible insonoricéis el móvil y WhatsApp durante ese tiempo. Si estáis pendientes de alguna llamada o mensaje importante podéis poner un tono de llamada especial a ese contacto para evitar distraeros con cada notificación o sonido del móvil. Un buen método para evitar distracciones es utilizar el ordenador solo para realizar nuestro trabajo (en caso de que trabajemos con ordenador claro está), y la tablet o el móvil para las redes sociales y el email. De esta manera evitaremos distraernos al recibir notificaciones de nuevos mensajes o nuevas publicaciones en las redes sociales y podremos consultarlos más tarde, una vez hayamos realizado nuestra tarea en curso.

Una buena táctica es dedicar un rato (media hora por ejemplo) a tareas de media o baja prioridad como descanso entre tareas de alta prioridad. Y algo que es muy importante (especialmente si trabajamos con ordenadores o sentados), es dedicar al menos diez minutos a estirar las piernas, hacer ejercicios de respiración o despejar la vista cada dos horas de trabajo. De esta manera podríamos establecer un horario en el que dedicamos 90 minutos a una tarea de alta prioridad, a continuación 30 minutos a una tarea de media o baja prioridad y seguidamente 10 minutos de descanso antes de empezar de nuevo con una tarea de alta prioridad (ya sabéis, las de 90 minutos).

Otra recomendación que os puedo hacer es que, dentro de las tareas de alta prioridad, empecéis por las que más pereza os dan a primera hora de la mañana, cuando estamos más frescos después de una noche de descanso reparador.

Al cabo de un mes, si habéis sido constantes en la práctica de este método, veréis como habéis sacado adelante todos los propósitos que os propongáis habiéndoles dedicado tan solo 90 minutos diarios. Eso sí, 90 minutos diarios y al 100% de dedicación.

Es tan sencillo como esto para empezar. Si os gustan mis consejos y lo consideráis útil, por favor hacédmelo saber en los comentarios e iremos ampliando la lista de pequeños “trucos” o estrategias de optimización de tiempo.

Espero que os haya servido esta reflexión o método que os ofrezco. Y por supuesto espero que podáis llevar a cabo los propósitos que os habéis propuesto para este nuevo año que comenzamos.

Un abrazo a todos los que seguís el blog y nos leemos la semana que viene, Feliz semana!

Categorías aprendizaje, Motivación, productividad, reflexionEtiquetas , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close