La hora dorada

Los que ya me vais conociendo a través de mis reflexiones os daréis cuenta que tengo diferentes inquietudes y aficiones, una de ellas sin duda es la fotografía. De hecho todo lo “visual” siempre ha sido para mí objeto de aprendizaje ya que me atrae enormemente.

Tanto nuestros ojos como las lentes de nuestras cámaras tienen un punto en común .. permiten pasar los rayos de luz que harán que nuestro cerebro identifique formas y colores .. del mismo modo que sucede en fotografía, cuando abrimos el diafragma de nuestra cámara más o menos tiempo para que la luz penetre. En ambos casos obtenemos como resultado no solo instantáneas (ya sea en nuestro cerebro o en nuestra cámara de fotos), sino que también estamos capturando emociones y sentimientos ..

Me atrevería a afirmar que todos y cada uno de los que estáis leyendo esta reflexión sois personas sensibles. Me consta que muchos de vosotros escribís en vuestros blogs, otros pintáis, otros componéis música, hacéis fotografías .. sois personas que os emocionáis ante una pintura, un texto, una melodía o una foto.

Por eso mismo sabréis también la importancia que tiene una buena iluminación en este caso en una fotografía, y los diferentes sentimientos que puede transmitirnos una misma fotografía según el momento del día en que fue realizada. Es capaz perfectamente de cambiar nuestro estado de ánimo. Al menos a mí me sucede.

La influencia que la luz tiene en nuestras vidas es impresionante en todos los sentidos. Está demostrado que en los países nórdicos, donde apenas hay horas de sol, el índice de depresión e incluso suicidio es mucho mayor que en países que gozan de la luz del sol de manera más habitual.

Me considero una persona muy activa, aunque aparentemente parezca tranquilo, siempre estoy dandole vueltas a mil ideas, planificando tareas pendientes, pensando en nuevos proyectos, etc.. Hay pocos momentos durante el día en que logre desconectar totalmente (por ello es por lo que procuro practicar todo lo que puedo los ejercicios de respiración y meditación de los que os hablo a menudo). Sin embargo si que hay un momento, en este caso durante la noche, en el que me obligo a no pensar, hago lo posible por mantener la mente ocupada en cualquier cosa (en caso de que me haya desvelado y no pueda dormir). Ese momento es justo antes del amanecer. No se si a vosotros os sucederá lo mismo pero durante la llamada “hora azul” soy incapaz de pensar en positivo. Me vienen a la cabeza todos los problemas y lo veo todo negro, me angustio y me agobio con tonterías, que sin embargo, una vez amanece me doy cuenta de que son eso, tonterías o pequeños problemas que tienen solución y por los que no debería agobiarme. Sin embargo durante ese rango de tiempo entre la noche y el día soy totalmente incapaz de ver con claridad y de pensar en positivo. Por eso procuro estar dormido o leyendo o pintando.

Es curioso porque esa misma “hora azul” es algo muy bonito al atardecer, los llamados “crepúsculos civiles, náuticos y astronómicos”, aunque de ellos hablaremos en otro momento. El momento de luz que nos ocupa en esta reflexión es concretamente la llamada “hora dorada”.

Por qué se llama así? .. Como casi todo, tiene su explicación científica. Al mediodía en un día soleado y sin nubes, la luz atraviesa la atmósfera en un ángulo muy cercano a los 90 grados. Es la llamada luz blanca, que en mi opinión nos deja unas fotografías frías y normalmente bastante insulsas.

Sin embargo, a medida que avanza la tarde, el sol va cayendo por el horizonte, el ángulo en que los rayos solares penetran la atmósfera es cada vez menor, lo que provoca que entren como una tangente que debe atravesar una mayor cantidad de atmósfera. Esto hace que el rayo de luz se disperse más y apenas absorba el color azul del cielo, por lo que todo queda teñido de ese color dorado mágico, con sombras muy alargadas, que hacen que el paisaje cambie radicalmente. Este momento suele durar unos minutos, que debemos aprovechar para disfrutar ese toque mágico que, al menos a mí me recarga de energía y positividad.

Concretamente la hora dorada se produce cuando el sol se encuentra a unos 6 grados aproximadamente de la línea de horizonte, y dura hasta aproximadamente los -4 grados, donde ya se ha ocultado el sol pero seguimos viendo el resplandor a nuestro alrededor. Todo se tiñe de colores cálidos, naranjas, rojos, amarillos e incluso violetas .. Esto sucede exactamente igual al amanecer, solo que el proceso es el inverso. De esa hora azul negativa pasamos a la hora dorada cálida y positiva.

Hoy me ha dado por reflexionar sobre este tema, sobre la influencia que tiene la naturaleza, en este caso concreto la luz solar, sobre nuestro estado de ánimo. Muchas veces mi mejor terapia ante la sobrecarga de trabajo o el cansancio es pasear un rato por la montaña con mi cámara unos minutos antes de que empiece ese espectáculo que nos brinda la naturaleza de manera totalmente gratuita. Especialmente me encanta hacer estas fotos cuando ha habido o va a haber tormenta, cuando capturamos esos momentos con el cielo parcialmente nublado conseguimos mayor variedad de tonalidades y el ambiente es aún más mágico si cabe. Os dejo algunas fotos en las que he intentado capturar ese momento mágico. Espero que os gusten y os animen a disfrutar de esos grandes momentos tal y como yo los disfruto.

Feliz semana a todos amigos y una vez más gracias por vuestro apoyo!

8 comentarios en “La hora dorada

  1. Mario,
    Ante todo bellisimas fotografias!!!
    Lo que muestra que sos un excelente fotografo y que captas ese magico instante que tanto fascina a los pintores…
    Los atardeceres son en mi caso, magicos. Tanto en la montaña como en el mar y tengo atesorados algunos de ellos tomados en el momento justo. Hay lugares especiales donde se disfrutan mas y puedo estar largo rato en actitud contemplativa. La luz para los que amamos la fotografia y la pintura es un elemento primordial. Demas esta decir su incidencia en los colores y las formas. Los volumenes, las texturas y el movimiento adquieren bajo los distintos momentos del dia sentimientos muy variados. Y que decir de la influencia en nuestro estado animico…Si bien amo el otoño por su paleta, me atraen los dias soleados y los arboles reverdecidos en primavera.
    Los que nos dedicamos al arte tenemos una sensibilidad especial para captar las diferentes luminosidades del dia y los sentimientos que provocan en nuestra psiquis.
    La oscuridad, la noche, cuando despertamos de madrugada me produce el mismo efecto…esos fantasmas que se agrandan en las sombras y que son los problemas que no pudimos resolver y que dificilmente solucionemos a esas horas pero que hacen que nos desvelemos irremediablemente.
    Entonces, suelo asomarme a mi ventana y en la soledad azulada de la noche respiro hondo y profundo para expulsar los pensamientos negativos y esperar, a veces en vigilia la luz de un nuevo dia.
    Soy diurna en mi vida diaria y amo aprovechar las horas del dia para mi trabajo.
    Quiza alguna de tus fotos me inspire para una nueva obra.
    Gracias por tus reflexiones
    Silvia

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias a ti por el apoyo y por el extenso comentario!. Me alegro mucho de que te gusten las fotos y ojalá te inspire la paleta de color para nuevas obras! La verdad es que, exceptuando los días de bochorno de verano, me encantan el resto de estaciones porque todas tienen su atmósfera y su magia propia. Un abrazo!

      Me gusta

  2. M encantan!!! La fotografía es un arte muy personal.. Dos personas haciendo la misma foto en el mismo lugar no la hacen igual 👏👏👏😉

    Le gusta a 1 persona

    1. Totalmente de acuerdo Mamen, se trata de captar la magia del momento y cada uno la vemos de una manera! 😊👍

      Le gusta a 1 persona

  3. Que bonita y acertada reflexión. Si viajas a Florencia y tienes ocasión, sube al atardecer a le Piazzale Michelangelo, observatorio extraordinario de una espectacular hora dorada, en la que se dan cita, todos las tardes, cientos de turistas. Gracias por la dedicación a tus seguidores. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Florencia es mi ciudad favorita y el Piazzale es una maravilla! Gracias por el aporte y el apoyo 😊

      Me gusta

  4. Qué maravilla de fotos Mario!
    Veo que las cosas que dices son similares a las que yo suelo pensar aveces, pero si es verdad que los que estamos por aquí somos sensibles y de alguna manera nos parecemos un poquito.
    Sigue con tu cámara regalándonos horas azules y doradas y del color que sea, tú encontrarás el momento y la luz adecuados para hacernos disfrutar.
    Un abrazo🌹

    Le gusta a 1 persona

    1. Te agradezco un montón tus palabras, es cierto que los que estamos aquí somos gente con sensibilidad, por eso me ha encantado entrar en esta comunidad y conocer gente tan estupenda. Un abrazo grande!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close