El momento Zen

Para llegar a un estado Zen debemos adoptar primero una actitud Zen.

A que me refiero con todo esto? Como puedo aplicarlo a mi día a día? En que puede beneficiarme? .. vamos paso por paso..

A lo largo de nuestra jornada son muchas las tareas que realizamos, unas que nos gustan más que otras y, por tanto, nos proporcionan una mayor satisfacción. En otras en cambio tendemos a procrastinar y evitarlas (algo de lo que ya hablamos en artículos anteriores del blog). No os voy a negar que a todos nos resultan más placenteras unas tareas que otras, pero existe un pequeño truco, un estado que podemos alcanzar y que puede hacer que seamos mucho más felices haciendo lo que nos gusta y que suframos mucho menos haciendo lo que nos resulta más complicado o nos da más pereza. Lo que está claro es que ese estado nos va a ayudar a ser mucho más productivos.

Por ejemplo, cuando nos ponemos a leer un libro o a dibujar, nuestro cerebro necesita unos minutos de adaptación, un estado de concentración que haga que afrontemos esa nueva actividad. El tiempo que tardamos en adaptarnos depende de varios factores y no es el mismo para todo el mundo. Hay personas a las que les molestan más los ruidos, las distracciones, que necesitan adoptar una postura específica para concentrarse, que necesitan llevar a cabo ciertos hábitos, como si de una especie de ritual de calentamiento se tratara ..

Si eres de los afortunados que abre un libro y al momento está concentrado en la lectura, o que posa el lápiz sobre la hoja y ya empieza a dibujar con soltura, enhorabuena! .. pero si te sucede como a mí, que necesito un periodo de adaptación, os recomiendo unas prácticas que a mí me funcionan.

Lo primero contar con una buena iluminación que facilite la labor que vamos a realizar .. no solo el dibujo o la pintura, la lectura, la costura, etc necesitan una buena iluminación, también para el simple hecho de ver una película o jugar un videojuego es conveniente contar con una iluminación apropiada. Parece mentira pero la luz no solo nos ayuda a “ver” sino que condiciona nuestro estado de ánimo y de concentración.

En segundo lugar es muy importante ponernos cómodos, una buena postura y un lugar donde podamos estar relajados y podamos concentrarnos. Que no perdamos la concentración porque nuestra espalda o nuestras piernas se quejan de la postura o del lugar en que están apoyadas.

Es importante también procurar evitar los ruidos o distracciones externas como teléfonos, radios, televisores .. esto al menos en mi caso, hay mucha gente que necesita el murmullo de la radio o la tv para concentrarse en otra cosa. Es cuestión de costumbres y cada uno de nosotros somos un mundo amigos.

Finalmente, unos cuantos ejercicios de respiración .. esa pequeña meditación de la que os hablaba la semana pasada.

Una vez hayamos respirado unas cuantas veces estamos preparados para ponernos manos a la obra ..

Os aseguro que habréis “perdido” unos diez minutos iniciales, pero a partir de ese momento seréis productivos prácticamente al 100%, alcanzaréis enseguida el estado Zen que os comentaba al principio, en el que parece que nuestras manos se mueven automáticamente,en el que estamos disfrutando totalmente el momento. Es muy importante esto último, no automatizar nunca la tarea porque entonces pasaría a aburrirnos. Debemos aprender a disfrutar esa facilidad con que desarrollamos la tarea, .. disfrutar, como siempre os digo, el momento .. entrar en un estado prácticamente de comunión con la labor que estamos llevando a cabo ..

Espero que como siempre mis pequeñas reflexiones os sean de alguna utilidad, y si las ponéis en práctica, compartáis con todos vuestras experiencias.

Gracias una vez más por leerme, os deseo como siempre una feliz semana y ojalá logréis ser un poco más productivos y más felices gracias a estos pequeños consejos!

Categorías Motivación, reflexion, relajaciónEtiquetas , , , , , , ,

5 comentarios en “El momento Zen

  1. Buenas noches. Entiendo que está hora, son las 4:45, pueda parecer incómoda y hasta absurda para muchas personas, pero de acuerdo con tu reflexión es también ideal para lograr ese momento de relajación e inspiración del que hablas y que tal vez, sin proponérnoslo, practicamos cuando se empieza a cocer en nuestra mente el deseo de hacer algo nuevo o distinto que se nos termina de ocurrir. Entiendo que, casi todas estas reflexiones que estás exponiendo con tanto acierto, surgen espontáneamente y sin darnos cuenta las ponemos en práctica muchas veces. Gracias una vez más por tus consejos tan acertados. Buena semana también para ti.

    Le gusta a 2 personas

  2. Coincido con tus conceptos. Pero reconozco que es dificil a veces concentrarnos en lo que nos gusta debido a un exceso de informacion.
    Esa sobrecarga de redes, internet, aparatologia de la que nos cuesta prescindir porque ya forma parte de nuestra rutina, conspira contra nuestra necesidad de expresarnos en nuestra vocacion.
    No es imposible si seguimos reglas higienicas que significan aislarnos conscientemente o desconectar de todo el ruido en nuestra mente asi como cuando eramos niños y jugabamos ajenos a la realidad.
    El mundo se ha vuelto un lugar inhospito. La politiqueria barata y la sociedad de consumo con toda su parafernalia que nos distrae de nuestros objetivos hace que posterguemos lo que nos hace mejores personas.
    La filosofia oriental promueve el desapego y esa actitud es positiva en cuanto no nos hace dependientes de nada. Solo de nuestro presente y de nuestro poder.
    Acallar los ruidos, hacer introspeccion y tratar de tener un espacio diario para disfrutar de nuestros placeres. La vida es muy corta para desperdiciarla con lo que no queremos y con quienes no queremos estar.
    Defendamos nuestro rinconcito privado.
    Silvia

    Le gusta a 2 personas

  3. No consigo tener el momento Zen limpiando la caja de mi gato y para fregar los platos sucios. (sonrisaaaaaaaa ) En lo general estoy de acuerdo con tus consejos : concienciarse de todo lo que haces justificando las cosas más desagradables “¡ No hay remedio, hay que hacerlo! la vida es el 50% por el 50% de lo agradable y desagradable”El truco para llevar la vida más o menos equilibrada es ese…aceptar lo que no puedes cambiar . Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Coincido contigo, hay que aceptar las cosas como vienen y aprender de los errores , pero es importante también buscar la parte positiva siempre que podamos, incluso cuando fregamos 😊 ( yo procuro tomármelo como un descanso y aprovechar ese ratito para pensar nuevas ideas, organizarme mentalmente la tarde..) un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

      1. Desde luegooooo….positividad es lo que nos salva .

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close